SERVICIOS / Desarrollo Inmobiliario / Informes Mensuales / 2012
DICIEMBRE

La economía mundial continúa atravesando una etapa de muy lento crecimiento, motorizado exclusivamente por los países en desarrollo, mientras que los desarrollados se adentran en una cada vez más profunda recesión. En particular, en el continente europeo la situación se torna compleja, con todas sus economías contrayéndose en términos de actividad y recortando empleo con dinámicas preocupantes. Las políticas llevadas adelante, por recomendaciones de los organismos multilaterales -a cambio de paquetes de ayuda-, profundizan aún más los problemas y no parecen ser el camino indicado para sacar a estas economías de la situación recesiva en la cual se encuentran. 

NOVIEMBRE

El año 2012 finaliza con los países desarrollados atravesando una profunda crisis, con varias economías europeas en jaque, acumulando deudas insostenibles en el tiempo y Estados Unidos en medio de una fuerte discusión política frente a lo que se denomina el “abismo fiscal”. Las economías emergentes continúan creciendo, aunque a un ritmo menor al de años atrás. El debate en torno a la política económica resulta muy explícito en la actualidad. El mundo desarrollado continúa con una impronta más ortodoxa, mientras que los emergentes llevan a adelante políticas económicas heterodoxas. La economía argentina se encuentra en el segundo grupo con resultados positivos por el momento en cuanto a crecimiento relativo. 

OCTUBRE

La economía internacional se encuentra atravesando un período de tensa calma. Mientras las economías europeas avanzan lentamente en su proceso recesivo, los problemas de aquellas que poseen importantes cargas de deuda, se postergan a través de créditos por parte de organismos multilaterales, a cambio de programas de ajuste, que además de profundizar la caída de la actividad y deteriorar los mercados de empleo, van generando cada vez más tensiones sociales. Por su parte, los Estados Unidos continúan creciendo muy lentamente, en torno al 2% anual, y registrando serios problemas de generación de empleo. En estos días el foco estará puesto en el problema del Abismo Fiscal que puede disparar ajustes recesivos. 

AGOSTO

Mientras las economías desarrolladas, principalmente las de Europa, continúan atravesando una muy delicada situación, inmersas en un marco recesivo difícil de revertir, los países en desarrollo pareciera que comienzan a encontrar un freno en sus procesos de desaceleración económica, y registran tasas de crecimiento, que si bien se encuentran por debajo de las altas tasas registradas en los años anteriores, resultan interesantes en términos relativos. La reversión en el ciclo económico en Brasil genera un impacto directo positivo sobre la dinámica de la economía Argentina. Las perspectivas de crecimiento se encuentran en torno al 2% y 3,5% para el año en curso y entre 4% y 5% para el 2013, tanto a partir de estimaciones públicas como privadas. 

JULIO

Si bien el mundo desarrollado continúa sumido en una recesión económica, donde no se observa una recuperación en el mediano plazo, las economías en desarrollo empiezan a mostrar signos de reversión en sus procesos de desaceleración económica. Mientras en el mundo desarrollado -principalmente en Europa- se continúan llevando adelante políticas de ajuste, que profundizan la caída, las economías en desarrollo se encuentran implementando políticas contra cíclicas que apuntan a recuperar la senda del crecimiento económico. Así, comienzan a vislumbrarse los primeros signos de reversión en la caída, que permiten proyectar tasas de crecimiento positivas para las economías de la región.

JUNIO

El contexto económico internacional continúa convulsionado, con varios países del mundo desarrollado reafirmando sus situaciones recesivas y las economías en desarrollo en proceso de desaceleración. El foco continúa puesto en Europa, donde las medidas anunciadas por el momento sólo buscan ganar tiempo y estirar los plazos, evitando un impacto sobre el sector financiero, pero donde continúan sin atenderse los problemas de fondo que las economías más damnificadas del bloque enfrentan. Las economías latinoamericanas frente a esta situación se encuentran adoptando medidas de política económica contra cíclica, que permiten vislumbrar una evolución más optimista en el corto plazo.  

En un contexto internacional muy complejo comenzaron a surgir tensiones internas a partir de ciertas medidas de política económica, que impactan de manera directa en sectores específicos. En relación al marco internacional, preocupa particularmente la fuerte desaceleración de la actividad económica en Brasil, principal socio comercial de la Argentina. La evolución de los acontecimientos en Europa también resulta clave por el potencial impacto sobre el resto del mundo de una profundización de la crisis en el viejo continente. En cuanto a los conflictos domésticos, los mismos provienen tanto de frentes económicos (mercado cambiario, sector externo, etc.), como políticos (relación del gobierno con los gremios).  

ABRIL

La desaceleración en el sector inmobiliario y de la construcción se acelera fuertemente. En un contexto internacional muy complejo, con las economías desarrolladas en recesión y con muy elevados niveles de incertidumbre, el impacto sobre las economías en vías de desarrollo comenzó a evidenciarse, las locomotoras del crecimiento mundial (China e India) desaceleran sus tasas de crecimiento, junto con las economías latinoamericanas. La dinámica de caída en la actividad económica brasileña preocupa por su impacto en nuestra economía. Este contexto en la actividad, a lo que se le suman las restricciones en el mercado cambiario generan un combo fuertemente desalentador a la actividad en el sector.          

MARZO

La economía internacional se torna cada vez más impredecible, y esto se refleja en la volatilidad de las variables financieras (tasas de interés, tipos de cambios, precios de los activos, etc), como así también en a desaceleración de la actividad económica. Los crecientes niveles de incertidumbre provocan la paralización de muchos proyectos de inversión, principalmente de aquellos vinculados con el mediano o largo plazo. Los países en desarrollo comienzan a sentir en la actividad la situación de estancamiento en el mundo desarrollado, lo cual se evidencia en la desaceleración de sus tasas de crecimiento. En el ámbito local, la desaceleración en la actividad inmobiliaria y de la construcción comenzó a evidenciarse. 

FEBRERO

La economía mundial continúa atravesando una profunda crisis, donde el foco de atención va pasando de la crisis de la deuda en Grecia a la situación fiscal de España o Italia, a la falta de fuerza en el crecimiento de los Estados Unidos, la posible desaceleración de la economía China, las discusiones en el plano comercial donde todos quieren evitar pagar el ajuste, etc. En medio de estos acontecimientos la realidad es que la actividad económica mundial se desacelera lentamente y que se trata de un proceso que se instalará por un largo tiempo. En este contexto internacional las economías emergentes deberían aprovechar el escenario para fortalecer los mercados internos y fomentar el crédito interno a la construcción.

ENERO

En los últimos días se mantuvo presente la fuerte incertidumbre en la economía internacional. El mundo financiero siguió muy de cerca la reestructuración “voluntaria” de la deuda griega, con el objetivo de evitar el default por parte del país heleno, y su consecuente potencial impacto sobre el resto de la región. Los resultados fueron positivos, el porcentaje de aceptación de los bonos nuevos superó el 95%, de manera que se sorteó el anuncio de un default de parte de un miembro de la Eurozona. Esta situación posibilitó el acceso a un nuevo paquete de ayuda, aunque comprometiendo metas macroeconómicas de dudosa posibilidad de alcance. Mientras tanto, la economía real no logra reactivarse. 

Ver las noticias del CPAU Ver la agenda del CPAU Buscar un profesional