SERVICIOS / Desarrollo Inmobiliario / Informes Mensuales / 2013
DICIEMBRE

Si bien el escenario económico internacional continúa siendo complejo, el nombramiento de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal de los Estados Unidos plantea un escenario más calmo para las economías en desarrollo, debido a su sesgo hacia el mercado laboral, lo cual permite interpretar que mantendrá la política de tasas de interés bajas hasta tanto el empleo no de señales más fuertes de recuperación, lo cual no ocurrirá en el corto plazo. En este sentido, no se prevén fuertes salidas de capitales de los países de la región que vayan a generar presión devaluatoria sobre las monedas, ni tampoco una importante caída de los precios de los commodities, que ponga en riesgo el ingreso de divisas. 

NOVIEMBRE

La atención de la economía internacional continúa centrada en las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos, en cuanto al ritmo y velocidad del retiro del paquete de estímulos a la economía. Las economías en desarrollo han comenzado a incrementar su preocupación acerca de que la estrategia de salida de la expansión monetaria en Estados Unidos provoque una fuerte salida de capitales, con devaluaciones abruptas de las monedas domésticas y caída de los precios de los commodities. En tanto, las principales economías en desarrollo -que traccionan el crecimiento económico mundial-, han comenzado a evidenciar una desaceleración en su ritmo de crecimiento económico. 

OCTUBRE

El centro de atención del mundo de la economía y las finanzas se encuentra en la Reserva Federal de los Estados Unidos, y sobre cuándo comenzará y cómo se implementará la esperada estrategia de salida de la situación actual de inyecciones monetarias por US$85.000 millones mensuales. Un adelanto del efecto que el retiro de los paquetes de estímulo puede provocar en la economía se observó en el mes de mayo de este año, cuando tras declaraciones del titular del Fed, Ben Bernanke, acerca de la posibilidad de comenar con estos retiros, los precios de los activos cayeron, las tasas de interés subieron, y se apreció el dólar como consecuencia de una reversión en los flujos de capitales del mundo emergente.                      

SEPTIEMBRE

Mientras el centro de atención de la economía internacional continúa en la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos acerca del momento del comienzo del retiro de los paquetes de estímulo monetario a la economía, nuevos acontecimientos incorporan factores adicionales de incertidumbre, tales como el shutdown del sector público, consecuencia de la no aprobación del presupuesto nacional en la cámara de representantes, y el hecho de haber llegado hasta último momento con la decisión de levantar los límites de endeudamiento máximo, habiendo coqueteado con la posibilidad de entrar en default. Las consecuencias de una default de los bonos del tesoro norteamericano son de un daño inconmensurable sobre la economía mundial.

AGOSTO

El contexto económico internacional se torna cada vez más incierto. Por estos días, a la lenta recuperación de la economía norteamericana, la recesión en la Eurozona, la grave crisis de deuda en los países de la Euro periferia, y el cada vez más bajo crecimiento de las economías emergentes, se suma un factor de riesgo adicional, que es la falta de consenso en el Congreso de los Estados Unidos, para aprobar el presupuesto 2014. A la crisis económica, se suma ahora una profunda crisis política, con epicentro por estos días en los Estados Unidos y en Italia. Todo esto conforma un panorama complejo para la dirección de los flujos de capitales, la volatilidad de los tipos de cambio y las tasas de interés.

JULIO

Todas las miradas en el plano internacional están centradas en el comportamiento que llevará adelante la Reserva Federal de los Estados Unidos en relación al retiro de los paquetes de estímulo, que actualmente implican introducir en el mercado 85.000 millones de dólares por mes. La expectativa de los mercados en cuanto a que este camino comenzará a recorrerse en breve, se refleja por estos días en una considerable suba de los rendimientos de los bonos norteamericanos, y un consecuente fuerte flujo de capitales desde las economías en desarrollo hacia los EEUU, en busca de refugio. En caso de profundizarse esta situación el impacto negativo sobre la actividad económica y hacia la depreciación de las monedas, no tardará en llegar.

JUNIO

Los países desarrollados continúan atravesando una compleja situación, de estancamiento en la actividad y delicada situación de los mercados de trabajo. En este contexto, los Bancos Centrales de las principales economías han declarado que continuará manteniendo extraordinariamente bajas sus tasas de interés, a la vez que mantendrán los programas de inyecciones de liquidez, hasta tanto los mercados de empleo no evidencien signos de recuperación. Los países en desarrollo, frente a esta situación, ralentizan el ritmo de sus tasas de crecimiento, dada una menor demanda mundial. Así, las economías en desarrollo más importantes continúan traccionando el crecimiento mundial aunque a menor ritmo. 

La mejora en los datos relacionados a la evolución del mercado de trabajo en los Estados Unidos, generó la expectativa de que el retiro de los paquetes de estímulo de parte de la Reserva Federal puede ocurrir no muy lejos en el tiempo. Esto se refleja en la suba de la tasa de interés de los bonos norteamericanos a 10 años, que se ubicó en 2,7%, registrando una importante suba en los últimos días. El riesgo de esta situación tiene que ver con que se desate un proceso de reversión en los flujos de capitales desde las economías emergentes en búsqueda de refugio, y esto implique una caída en los precios de los activos y una fuerte depreciación de las monedas de estas economías en desarrollo, junto con caídas en precios de commodities.

ABRIL

La economía internacional continúa atravesando una etapa de turbulencia severa, con la atención puesta en las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos de aquí en adelante. El nivel actual de los precios de los activos corre serio riesgo de derrumbe en caso en que la Fed brinde señales sobre la posibilidad de relajar los estímulos monetarios. En caso de confirmarse esta posibilidad la situación de la economía europea se agravaría aún más, acercándose a zona de definiciones, que pueden implicar importantes reestructuraciones de deuda de algunos países de la región. En este contexto, si bien las economías en desarrollo lideran el crecimiento mundial, pueden verse impactadas negativamente.

MARZO

La economía mundial se encuentra atravesando actualmente una etapa inédita del proceso de crisis. Los Bancos Centrales, principalmente de los Estados Unidos y Japón, continúan llevando adelante una política de expansiones monetarias sin precedentes. Esto genera un exceso de liquidez internacional que encuentra destino en activos financieros, llevándolos a niveles récord, pero en un contexto de estancamiento y recesión económica. Se concluye a partir de este análisis, la presencia de la creación de una nueva burbuja especulativa en los precios de los activos, en respuesta a la explosión de la burbuja anterior. Esta descripción enciende una luz de alerta, ya que evidencia la fragilidad de la recuperación en ciernes.

FEBRERO

La situación de la economía mundial se torna cada vez más compleja, con epicentro en la profunda recesión que atraviesa la Unión Europea, donde varios países enfrentan una situación de crisis de deuda y déficits gemelos, que no permite avizorar una salida sin profundos cambios estructurales. Por su parte, la economía de los Estados Unidos continúa virtualmente estancada, mientras se discute si retirar o no el fuerte estímulo monetario en un contexto donde los indicadores de actividad tienen menos fuerza de lo esperado. Frente a esta situación de los países desarrollados, las economías emergentes crecen a menor ritmo que en el pasado e intentan protegerse con políticas económicas del impacto de la desaceleración mundial. 

ENERO

Los riesgos a nivel económico internacional se incrementan. La crisis bancaria que atraviesa Chipre es una señal de alerta para el continente europeo, que presenta muchos países al límite de una situación de este tipo. Los casos de Grecia y de España son muy delicados. Este tipo de eventos se explica a partir de crisis de confianza y cuando la incertidumbre es tan elevada sostener la confianza no es tarea sencilla. Mientras tanto, los bajos niveles de actividad en el mundo desarrollado comienzan a impactar sobre las economías en desarrollo a través de un muy alicaído comercio internacional. La estrategia de apostar al fortalecimiento de los mercados internos y de estrategias a nivel regional apunta a contrarrestarlo. 

Ver las noticias del CPAU Ver la agenda del CPAU Buscar un profesional